NO se fue la luz…

Hoy es lunes, acá en Venezuela nos quedamos sin energía eléctrica el pasado jueves. En algunos lugares fue intermitente, al parecer, en varios lugares la falta del servicio eléctrico en promedio fue de 75 horas y en lo personal, no sé lo que seguirá ocurriendo, sin embargo sigo escuchando: “…se fue la luz…”.

Le contaba a grandes amigos que se encuentran fuera de Venezuela mi opinión, les mencioné que es una situación inaceptable, con altos costos y riesgos desde muchos puntos de vista, sin embargo eso quedó de la puerta de mi HOGAR hacia afuera y lo decidimos así por la salud emocional de nuestros pequeños hijos.

También les conté que fue el momento para pasar noches aprendiendo juegos de mesa, para crear conversaciones y cenas a la luz de las velas, para jugar con figuras y sombras, para dormir los cuatro juntos, cuidarnos, acompañarnos, y en el día aumentaron las horas de parque, continuaron los juegos de mesa y celebramos las victorias. Las veces intermitentes donde llegó la electricidad, revisamos noticias y nos comunicamos con familiares.

Sé que fuera de mi hogar ocurrían situaciones generando incertidumbre en nosotros y eso es cosa de adultos, pienso que no es sano para nuestros hijos, ellos tienen 8 y 2 años. Como padres elegimos convivir de forma diferente, comprendiendo que tenemos otras actividades más allá de los videojuegos, internet y equipos electrónicos, así que la LUZ NO SE FUE, sólo fue la ausencia de energía eléctrica.